Un legado latinoamericano al mundo

Días atrás se inauguró el Museo Violeta Parra, que reúne obras de la autora de «Gracias a la vida» como arpilleras y pinturas, técnicas que aprendió en 1959 cuando una hepatitis la tuvo en reposo por varios meses. Su intensidad y calidad se refleja en que ese mismo año expuso su trabajo visual en la Feria de Artes Plásticas del Parque Forestal.

4158_p11b

Por Marcello Cabello

Cinco años más tardes llegó a presentar sus óleos, arpilleras y esculturas de alambre en el Museo de Artes Decorativas del Palacio del Louvre, siendo de la primera muestra individual de una artista latinoamericana. Violeta Parra participó en varios documentales, como el de un canal suizo que en 1964 hizo un reportaje titulado «Bordadora chilena». He aquí un extracto de la conversación que refleja su sencillez y calidez humana.

-Violeta, usted es poetisa, músico, hace arpilleras, pinta… Si le doy a elegir uno solo de estos medios de expresión, ¿cuál elegiría? -le preguntan.
-Yo elegiría quedarme con la gente -respondió mientras pintaba en su taller.

Estos archivos audiovisuales, junto a óleos, arpilleras, esculturas en alambre y cerámica, investigaciones sobre folclore y, por supuesto, memorables composiciones, son parte del legado de Violeta Parra que, por muchos años, itineró por el mundo y hoy están en un acogedor y moderno espacio, de dos pisos, un auditorio para 100 personas, dos salas de exposiciones, una tienda y una cafetería de nombre «Run Run».
«Queríamos que la fachada, aquello más visible desde la calle, dijera algo del sentido del museo. De allí que propusiéramos esos tejidos de mimbre al interior de los vidrios. El mimbre da cuenta de lo artesanal y de lo popular», dice Cristián Undurraga, arquitecto responsable de esta edificación cultural que, desde abril, dirige el académico y máster en Museología, Leonardo Mellado.
La colección contempla distintas piezas de la vida y obra de Violeta, como su máquina de coser, su guitarrón y arpa. «Habrá documentación, van a pasar cosas, va a haber un auditorio, va a haber formación, educación talleres. Es un lugar de acogida», asegura Cecilia García Huidobro, presidenta del directorio del museo y agrega: «Hay que pensar que Violeta tenía su carpa, cocinaba, recibía, dibujaba. Donde se ponía, ella armaba un ambiente en conexión con nuestras raíces y este espacio apunta a recuperar ese espíritu.»

4158_p11aInfo: Museo Violeta Parra se ubica en Vicuña Mackenna 37. Abierto público general, de martes a domingo de 9:30 a 18:00. Visitas guiadas por las áreas de Educación, Mediación, Audiencias y Voluntariado.

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Comment

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

*