«Las dos Pasiones de Johann Sebastian Bach»

Un concierto original de la mezzosoprano Constanza Dörr

En este concierto, Constanza Dörr se concentró en dos obras de Johann Sebastián Bach.
En este concierto, Constanza Dörr se concentró en dos obras de Johann Sebastián Bach.

 

Por Sylvia Wilckens
Círculo de Críticos de Arte de Chile
 
La conocida mezzo-soprano  Constanza Dörr, después de su vuelta de estudios de canto en Alemania, se ha presentado exitosamente en múltiples actividades musicales en diversos teatros de la capital y la provincia. En el concierto en la Liga Chileno- Alemana quiso hacer una remembranza de los 500 años de la Reforma que iniciara el sacerdote agustino Martin Luther (1483-1546), en Wittenberg, Turingia, en 1517, y quien tradujera la biblia al alemán. Las «Pasiones» de Johann Sebastian Bach (1685-1750) se basan en los textos bíblicos en alemán de Martin Luther, como también sus más de 200 cantatas, y los corales protestantes, cantados hasta nuestros días en las Iglesias Evangélicas Luteranas.  

En este concierto, Constanza Dörr se concentró en dos obras de Johann Sebastián Bach que han sido calificadas como «las obras centrales de la música artística y son el más rico y noble ejemplo de la historia de la música sacra».

Ellas son «La Pasión según San Juan» BWV 245, (1724) y la «Pasión según San Mateo» BWV 244 (1729). Ambas fueron creadas por Bach para honrar el Viernes Santo. Son manifestaciones esencialmente culturales, un espectáculo más, sin manifestaciones litúrgicas. Son relatos bíblicos, expresiones de fe, y manifestaciones del protestantismo.

Constanza Dörr interpretó dos arias de la contralto o mezzo-soprano «Buss und Reu» de la Pasión según San Mateo. Su texto representa la penitencia y el arrepentimiento. Con su exquiisito timbre entregó el aria con profunda emotividad y dolor, representando a una testigo en medio de los acontecimientos bíblicos, que ofrece sus lágrimas como linimento. Constanza supo retener adecuadamente el volumen de su bello y fuerte caudal de su voz de mezzo para darle a estas palabras el significado de profundo dolor de penitencia y arrepentimiento.

Los mismos  dotes los demostró en la segunda aria «Erbarme dich», (Apiádate). Es el llanto del arrepentimiento de Pedro por su negación de Jesús. Esta aria es cantada por la contralto – y no por un hombre – pues ella representa la voz del cristiano misericordioso que reconoce su error y siente un profundo arrepentimiento.

También en este trozo, Constanza supo imbuirse cabalmente del texto e interpretarlo con convincente expresión. Su atractivo timbre de mezzo con facilidades para los tonos graves les concede a estas composiciones una profunda emotividad

El concierto prosiguió con la interpretación para un solo de piano, la «Fantasía cromática y Fuga» de Johann Sebastian Bach, obra que exige una acabado técnica pianística sobre todo en la partitura de la fuga, requerimientos que fueron excelentemente cumplido por el pianista Jorge Hevia, meritorio pianista estable del Teatro Municipal de Santiago desde el año 2001. El acompañamiento de las arias también estuvo a cargo de Jorge Hevia, con excelente touché  y la correspondiente expresión.

 El programa vuelve a las Pasiones y de la «Pasión según San Juan», Constanza  escoge cantar «Von den Stricken meiner Sünden» («de los engaños de mis pecados») interpretado con profunda piedad, luciendo Constanza nuevamente su cálido timbre y emotiva sensibilidad.

El concierto terminó con la bellísima aria «Es ist vollbracht» («Todo está consumado») que fue el broche de oro de este emocionante e instructivo recital. En esta última frase «Es ist vollbracht» Constanza derramó en un delicioso pianíssimo toda la desgarradora tragedia de la muerte de Cristo. Fue realmente la culminación del recital.

Print Friendly

Leave a Comment

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

*