Valdivia y Llanquihue sólo fueron el comienzo

Los afanes de Bernardo O’Higgins de colonizar vastos territorios del sur del país fue el tema de una ilustrativa conferencia que el general Bruno Siebert dictara en la Liga Chileno-Alemana.

Pudimos enterarnos de los diversos proyectos, primero de Ambrosio O´Higgins, el padre, y de don Bernardo, de traer colonos europeos.

En 1821 hubo proyectos de traer suizos para la colonización, iniciativa que también falló. En 1823, Bernardo O’Higgins, siendo director supremo de la nación,  propuso a un general inglés, traer colonizadores a Chile, para paliar la enorme cesantía en Irlanda. Para tal fin ofreció su hacienda Las Canteras, de 1.600 hectáreas, para establecer allí 5.000 colonos irlandeses. Desafortunadamente también este intentó falló.

En 1831 y 1834, viajó a Chile el investigador alemán Bernardo Eunom Phiippi, enviado por el Museo de Berlín  como investigador. Visitó la zona de Valdivia, La Unión y el archipiélago de Chonos, además del Perú. En enero de 1842 recorrió desde Melipulli (el actual Puerto Montt) la zona y redescubrió el lago Llanquihue. Esta zona había sido abandonada por los indígenas por miedo a las erupciones de los volcanes Osorno y Calbuco.

Estos recorridos reforzaron en él su idea de traer colonizadores alemanes. Discutió sus proyectos con el intendente de Chiloé, confeccionó mapas y le presentó a través del gobernador un plan concreto de colonización, esta vez con inmigrantes alemanes.

En su última carta (1842), don Bernardo volvió a hacer hincapié en la absoluta necesidad de colonizar las regiones sureñas, dando especial importancia al estrecho de Magallanes. A la fecha de su muerte, el 14 de octubre de 1842, don Bernardo alcanzó a enterarse de la orden de tomar posesión del estrecho, dada por el presidente don Manuel Bulnes. Ordenó al intendente de Chiloé Domingo Espiñera, construir una goleta, nombrarla «Ancud», al mando del capitán Juan Guillermos (traducido del inglés John Williams), y tomar posesión del estrecho. Bernardo Philippi integró voluntariamente la tripulación de la «Ancud». Llegaron el 21 de septiembre de 1843 al «Puerto de Hambre». Solemnemente, con izamiento del pabellón y salvas de cañón, tomaron posesión del estrecho de Magallanes. Firmaron el acta de posesión el capitán John Williams, la oficialidad y Bernardo Philippi, como «representante del gobierno prusiano».

Luego Philippi hizo los planes y dirigió la construcción del fuerte Bulnes, el que se inauguró el 30 de octubre de 1843.

En 1848, Philippi fue nombrado agente de colonización en Alemania y en 1852, gobernador de Magallanes.

Desgraciadamente en Magallanes se encontró con una pésima predisposición de parte de los patagones hacia las autoridades de Gobierno. Una de sus primeras acciones fue tomar contacto con los lugareños para lograr un buen entendimiento. Pero sus buenos propósitos encontraron un trágico fin. Él y su comitiva fueron asesinados en el sector de «Cabeza del Mar» en octubre de 1852.

Después del éxito de la inmigración alemana en el sur, los gobiernos de Aníbal Pinto y Domingo Santa María decidieron impulsar nuevas inmigraciones, especialmente para la zona de la Araucanía. Para tal fin abrieron en 1882 una agencia en Europa. Gracias al éxito de sus gestiones llegaron más de 3.000 inmigrantes de diversos países.

Vale destacar los muchos inmigrantes europeos llegados a Magallanes, cuya presencia preocupó a don Bernardo O´Higgins hasta su muerte. Entre ellos hay muchos alemanes, cuyo sueño también le costó la vida a Bernardo Eunom Philippi.

 

De Sylvia Wilckens

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Comment

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

*