150 años Iglesia Luterana en Valparaíso

El 27 de octubre de 1867 arribó a Valparaíso el primer pastor titular

La iglesia luterana de la Santa Cruz en Valparaíso fue construida en 1897 en el cerro Concepción. Fue la primera iglesia protestante en elevar un templo con torre y campanario en Sudamérica.
La iglesia luterana de la Santa Cruz en Valparaíso fue construida en 1897 en el cerro Concepción. Fue la primera iglesia protestante en elevar un templo con torre y campanario en Sudamérica.


150 años de historia han pasado por nuestra comunidad. Digo «comunidad» y no «iglesia» en primer lugar, porque cuando pienso en la Iglesia Luterana en Valparaíso (ILV), no podemos imaginar otra cosa que una comunidad; una comunión de personas diversas que buscan juntos recorrer el camino de la fe.

 

Por Rodolfo Olivera Obermöller
Pastor

El primer servicio religioso evangélico o culto en alemán se efectuó en Valparaíso en mayo del año 1865 bajo la conducción del pastor Dr. Alfred Tyszka, proveniente de la naciente comunidad de Puerto Montt. Dos años más tarde, el 7 de marzo de 1867, se constituyó formalmente la Deutsche Evangelische Kirchengemeinde zu Valparaíso (Corporación Iglesia Evangélica Alemana de Valparaíso).

El Directorio estaba presidido por el cónsul prusiano Hermann Fischer, quien solicitó de inmediato a Alemania la asignación y envío de un pastor para la nueva Comunidad. Hasta la llegada de éste, el pastor Tyszka asumió el cargo en forma intermitente. Los cultos se efectuaban en la primera Union Church de la comunidad norteamericana presbiteriana.

El primer culto evangélico luterano en Valparaíso lo realizó en mayo de 1865. Dos años después, se instituyó formalmente la Deutsche Evangelische Kirche yu Valparaíso (Iglesia Evangélica Alemana de Valparaíso).
El primer culto evangélico luterano en Valparaíso lo realizó en mayo de 1865. Dos años después, se instituyó formalmente la Deutsche Evangelische Kirche yu Valparaíso (Iglesia Evangélica Alemana de Valparaíso).

El 27 de octubre de 1867 arribó a Valparaíso el primer pastor titular de la congregación, el Dr. Oscar Fiedler, proveniente de Thüringen, Alemania. Hasta el año 1879 se efectuaron regularmente los cultos en alemán utilizando las instalaciones de la Union Church. Recordemos que en aquella época, sólo se permitía a las iglesias protestantes realizar cultos en su propio idioma extranjero para no mezclarse con los católicos chilenos; tampoco se permitía la misión evangelística protestante dentro del pueblo nacional. Esto último venía de la mano con la prohibición de construir templos con torre ni campanario en toda las jurisdicciones católicorromanas (casi toda América).

Al estallar la Guerra del Pacífico ese mismo año, se produjeron fuertes transformaciones en la vida, cultura y comercio del puerto de Valparaíso. Los alemanes se vieron muy perjudicados por esta guerra teniendo graves dificultades financieras. Dichos problemas, llevaron finalmente a la disolución momentánea de la Congregación, la que fue establecida en una Asamblea General el 15 de abril de 1879. Como el pastor Fiedler se desempeñaba también en esa época como director del Colegio Alemán, continuó al servicio de la comunidad.

En el año 1884, el pastor Kreuter intentó reactivar la Iglesia Evangélica Alemana. El industrial Gustav Soltau y sus colaboradores lograron levantar la obra nuevamente, hasta que a fines de julio de 1890 arriba a Valparaíso un nuevo guía, el pastor Benjamin Koegel. El 10 de agosto de 1890 se efectuó el primer culto de esta nueva etapa de la comunidad, utilizando las dependencias de la nueva Union Church en el templo patrimonial de Calle Condell. La Iglesia Anglicana, a su vez, facilitaba las instalaciones del Anglican Institute en el Cerro Concepción para los cultos infantiles y los ensayos del naciente coro de la iglesia alemana.

A comienzos de octubre de 1893 asume el cargo pastoral el Dr. Philipp Theodor Schmidt de la Comunidad de Valparaíso. No pasó demasiado tiempo para que el joven y carismático pastor Schmidt contrajera matrimonio con la porteña Olga Hebbel con la que tuvo cuatro hijos, y juntos como familia, dieran uno de los pasos más importantes para la historia de la comunidad: la construcción de un templo propio.

El 31 de octubre de 1895, se tuvo la oportunidad de adquirir un terreno de en la Calle Abato del Cerro Concepción; quedaba a metros del Colegio Alemán, lo cual era de fundamental importancia. Era la colonia alemana en su plenitud la que se vería fortalecida ahora no sólo a nivel educativo, sino también desde lo pastoral (Seelsorge) y el culto (Gottesdienst) luteranos, y con ellos, tarde o temprano todo el puerto.

La construcción de la obra fue entregada a la oficina de arquitectos de los Hermanos Biederhäuser de Valparaíso. La colocación de la primera piedra tuvo lugar el domingo 7 de febrero de 1897. En los meses siguientes, se finalizaba la construcción de la torre ubicando una viga para el campanario. En ese momento se procedió a depositar el certificado oficial en la cúpula de la torre, más tres monedas de oro, una biblia y un diario de ese día. Finalmente, el 1 de enero de 1898, el flamante templo abriría sus puertas: la Iglesia Luterana de La Santa Cruz. No era solo la inauguración del primer templo luterano en Valparaíso, sino la presentación del primer templo no-católico construido con una torre y campanario de toda Latinoamérica.

La noche del 16 de agosto de 1906, un devastador terremoto destruyó gran parte de la ciudad de Valparaíso y sus alrededores – y buena parte del nuevo templo. Rápidamente comenzarían a fluir cartas hacia Europa y otros lugares de Chile en búsqueda de conseguir financiamiento para los arreglos de la iglesia. La ayuda proveniente del Imperio Germano más las importantes donaciones de la colectividad alemana hicieron que se pudiera reconstruir la iglesia a la brevedad, siendo reinaugurado el templo el 25 de diciembre de 1907. En reconocimiento a la esforzada labor en Valparaíso, la calle donde se ubica la iglesia, antes Pasaje Beethoven, hoy se llama Pastor Schmidt.

Con el esfuerzo de muchas personas, en 1976 se adquiere una casa para un primer Centro Comunitario en Viña del Mar, para reuniones y cultos de la comunidad, que ya estaba migrando a esta ciudad. Con un enorme trabajo comunitario, esa casa se vendería para a pocas cuadras, levantar en 2009, la Iglesia Luterana de La Santa Trinidad en Viña del Mar.

Con gran visión, se levantó esta iglesia esperando la venida de un nuevo terremoto, que ciertamente dañaría una descuidada iglesia en Valparaíso. Así sucedió en 2010, donde un nuevo terremoto casi corta la iglesia en dos y por poco no colapsa todo el edificio. Una vez más, todos los esfuerzos sumados a una nueva reconstrucción, pero ahora, fortalecidos y preparados para este momento. Con más fuerza que planificación, y contando con múltiples donaciones de miembros de la iglesia tanto de Chile como del mundo entero, se comenzó la obra de restauración completa para dejar como nueva la iglesia de La Santa Cruz el 2011.

150 años después, en 2017, miramos hacia atrás y reconocemos el esfuerzo de cientos de luteranos por mantener esta iglesia viva y predicando la buena noticia de Jesús. Han pasado terremotos de tierra y también humanos. Se sobrevivió a las dificultades y contradicciones de las dos Guerras Mundiales, crisis económicas, división del país y de la iglesia luego del tiempo de la Unidad Popular y del Gobierno Militar, el terremoto de 1965, de 1985 y de 2010…

En fin, esta iglesia lo soporta todo, no porque seamos grandes personas, sino porque tenemos una fe y confianza en Dios sin límites.

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Comment

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.

*